Si te pasase algo grave mañana y tus ingresos se esfumasen, ¿tu familia podría seguir viviendo tranquilamente?


Hace poco mi hijo me hizo una pregunta de esas que un padre nunca espera.

“Papá, si te pasa algo y te mueres, ¿qué será de nosotros?”

Al parecer el padre de un compañero de clase había fallecido recientemente en accidente de tráfico. La madre no trabajaba y los únicos ingresos que entraban en esa familia venían del (buen) trabajo del padre.

Mi hijo estaba viendo como su amigo lo estaba pasando mal y eso le preocupaba.

Por el amigo y probablemente también por él.

No nos damos cuenta, pero las cabezas de nuestros hijos también se hacen preguntas existenciales de este tipo.

“¿Y si a mi padre le pasa lo mismo que al padre de mi colega?”.

Lo mismo en estos momentos puedes estar pensando que todo se arregla con un buen seguro de vida.

De hecho, mucha gente lo arregla todo con parches de ese tipo.

Situaciones incómodas que no nos gusta tener que afrontar y que solucionamos con la estrategia del avestruz que se evade metiendo la cabeza bajo tierra.

Mira.

Durante los últimos años he trabajado activamente el puzle de las finanzas centrándome fundamentalmente en que conocieras las piezas de la inversión.

Conoce los activos en los que puedes invertir.

Aprende lo que ocurre cuando los combinas entre ellos.

Elige los pesos que más se adecuen a tu perfil inversor.

Invierte de manera periódica con la disciplina de un guerrero pretoriano.

Todos esos pequeños hábitos financieros que te permiten hacer crecer tu dinero poco a poco.

Pero de repente llega tu hijo y te hace una pregunta que te descoloca.

Te descoloca no saber qué responder.

Te descoloca que hayas dejado pasar la oportunidad de explicarle a tu hijo todo lo que necesita saber sobre el dinero para que no llegue a tu edad con la misma ignorancia que tus padres te regalaron a ti.

Te descoloca que el dinero sea un tema tabú en casa hasta el punto de que no hayáis hablado casi nunca de la salud financiera de la unidad familiar.

Te descoloca.

A partir de mañana, aquí en esta misma página, te presentaré lo que vas a poder encontrar en “Finanzas en familia”.

Un programa formativo diferente, en plan píldoras de conocimiento más fáciles de consumir que una cerveza bien fresquita en el chiringuito de la playa.

A partir de mañana.

Aquí.

Te espero.

O no.