¿Yo sabré hacerlo?

¿Yo sabré hacerlo?

En el mes de septiembre de hace 22 años acababa de terminar un verano intenso post-graduación.

Recién licenciado y sin tener muy claro a lo que me quería dedicar me llamó un amigo.

Necesitaban incorporar a gente con ganas de aprender en una "startup" (por aquella época no se llamaban así) que había desarrollado un software que graficaba los precios de las acciones en tiempo real ...

... y que incluso permitía enviar órdenes de compra y venta a través de internet.

Hoy en día es lo más habitual del mundo.

Lo de los gráficos en tiempo real y lo de enviar órdenes online,quiero decir.

Hace 22 años, no.

A pesar de mi licenciatura (empresariales y económicas) no había visto ni un solo gráfico de bolsa en la carrera.

Tampoco sabía nada de mercados financieros.

Lo único que sabía es que me gustaba aprender cosas nuevas ...

... y si encima me pagaban mientras tanto, pues mejor que mejor.

Así empezó mi relación con el mundo de las finanzas.

El primer día llegué y me dieron un libro que hablaba de indicadores, gráficos y un montón de conceptos que me sonaban literalmente a chino.

Recuerdo que uno de los jefes abrió un gráfico y le añadió un indicador "mágico": el "parabolic SAR".

El indicador te decía cuando tenías que comprar y vender un determinado activo ...

... y la verdad es que a simple vista funcionaba bastante bien.

Con el tiempo descubrí que el ojo nos engaña con facilidad ...

... pero eso te lo explicaré otro día.

El caso es que un día mi jefe me convenció para que me apuntara a un curso que daba un tipo que se supone que era una institución.

Lo que hoy sería un gurú.

El señor (encorbatado y con chaqueta, como mandan los cánones) explicaba que había unas ondas que había inventando un tal Elliot que te permitía saber en qué momento del ciclo se encontraba el precio de un activo y así poder tomar mejores decisiones de compra y venta.

Todos los alumnos nos quedábamos con la boca abierta con las explicaciones.

Era increíble cómo aquellas ondas predecían el futuro.

Pero había un problema.

Ponías a 100 alumnos a explicar en qué onda se encontraba el precio y te juntabas con 100 interpretaciones distintas ...

... y todas eran correctas ... según el señor de la corbata.

Si decías que era una onda A y te equivocabas, no pasaba nada ...

... porque antes o después el gráfico haría los movimientos que tuviera que hacer para que aquello terminara siendo una onda A.

A lo mejor no era onda A en gráfico de 5 minutos ...

... pero si lo era en gráfico de 30 ... o en el semanal.

En fin, que todo era muy espectacular a toro pasado ...

... pero nada práctico.

Al tipo le servía para vender cursos de ondas de Elliot ...

... pero a los alumnos no nos servía para ganar dinero aplicando el método.

Bueno.

Ayer te dije que hoy te comentaría la tercera excusa más utilizada por la gente que quiere hacer mi curso pero no se atreve a dar el paso.

"¿Seré capaz de hacerlo?".

Mucha gente me escribe para decirme que no tienen ni idea de bolsa y les aterra pensar que lo que explique en el curso sea algo tan complicado que les resulte imposible ponerlo en práctica.

Así que si tú también tienes ese miedo ...

... ya se te puede ir quitando.

Porque lo que explico es sencillo de entender.

Por su simpleza y sentido común.

Además, es fácil de aplicar.

Tan fácil que hasta un adolescente de 15 años enganchado al Fortnite y al Fall Guys (mi hijo) es capaz de explicarte lo que tienes que hacer.

¿Merece la pena pagar por algo que es sencillo, simple y fácil de aplicar?

Pues no lo sé.

Yo te diría que sí.

Pero claro, el dinero que tiene que crecer es el tuyo.

No el mío.

El tuyo.

Y no tengo la menor idea de si de verdad te apetece que tu dinero crezca aplicando un método probado, sencillo, simple y fácil de aplicar ...

... o en realidad eres más de pagar (como hice yo) por cursos el doble de caros y que además son imposibles de aplicar en la práctica.

Pues nada.

Para comenzar con mi curso, es abajo.

Descubre mi probado, sencillo, simple y fácil de aplicar método para hacer crecer tu dinero

Recuerda ... hoy, 100 euros menos que mañana.

Solo hoy.

Mañana, más y mejor.

Un saludo,

Pepe Díaz

P.D.: ¿Sabré hacerlo?

Garantizado.

Yo me encargaré de ello.

Porque con tu plaza en el curso te llevas un seguimiento personalizado por mi parte.

Soporte privado.

Tú y yo solos.

Para que tu dinero crezca.

Si te interesa, ya sabes.

Me interesa