Vivir de rentas

Vivir de rentas

El otro día un lector me preguntaba si se podía vivir de rentas.

Mi respuesta fue muy a la gallega.

Depende.

¿Cuanto dinero necesitas tú para vivir?

Tengo un conocido que dice que todo lo que necesita para vivir cabe en una mochila.

No tiene casa.

No tiene coche.

No tiene hijos.

No tiene préstamos.

Tiene una mochila con algunas cosas dentro.

Y ya está.

Un alumno (que es abogado) me pasó el otro día uno de los ejercicios que les mando y resulta que tiene unos gastos de casi 8000 euros al mes.

Él no era consciente que gastase tanto.

Lo descubrió con el ejercicio.

Seguimos.

¿Se puede vivir de rentas?

Pues depende.

El mochilero lo tendrá más fácil que el abogado, porque tiene muchos menos gastos.

Al final tus gastos los tienes que "financiar" de alguna manera.

O bien intercambias tu tiempo por dinero y recibes ingresos en forma de nómina o facturación.

O bien pones tu dinero a producir para ti.

A generar rentas.

Rentas que pueden ser los alquileres de un piso que te compres (es lo típico en España ... la gente suele elegir las peores inversiones) ...

... rentas que pueden ser los dividendos que recibas de empresas en las que inviertas (esto parece que ahora está de moda, aunque tiene más años que Matusalén).

... rentas que pueden ser ...

Bueno, hay muchas formas de conseguir que tu dinero trabaje para ti.

¿Cómo vivir de rentas?

Pues fácil.

Solo tienes que conseguir que tu dinero genere más ingresos que los gastos que necesitas para vivir.

¿Esto se consigue de la noche a la mañana?

Pues no.

Aunque por ahí fuera, en el ruidoso mundo online, encontrarás a cientos de iluminados que te venderán la idea esa de facturar 6 cifras fácilmente dedicándote a lo que te apasiona y vivir de las rentas mientras das la vuelta al mundo.

Mira.

Yo no vendo ni bombillas ni linternas.

Así que no te puedo iluminar.

Te puedo abrir los ojos.

Como hice con el abogado.

Eso si.

Y eso lo hago con mi curso.

Un curso dónde te enseño a hacer crecer tu dinero.

El tuyo.

No el del iluminado.

Si te interesa, pues bien.

Si no, pues también.

Es tu vida.

Es tu dinero.

Es tu decisión.

Más info, en un meet virtual o en una llamada telefónica.

Abajo agendas la tuya.

Hablemos

Si quieres, claro.

Mañana, más y mejor.

Un saludo,

Pepe Díaz