Si te dieran a elegir

Si te dieran a elegir

Hice la comunión cuando tenía 7 años.

No iba vestido de marinerito ni nada de eso.

Además, estuve 3 meses muy malito y no pude ir a catequesis prácticamente, pero mi tía convenció al cura para que me dejara hacerla.

Por aquella época, la iglesia de mi barrio era en realidad los bajos de un edificio.

Tenía poca ventilación y poca luz y como la comunión fue el 2 de junio, hacía un calor horrible.

Eso lo recuerdo.

Lo del calor, digo.

Recuerdo más cosas.

Por ejemplo, que lo celebramos en casa.

No sé lo que costaría, pero seguro que mucho menos que las "mini bodas" que suponen hoy en día estos eventos.

Sigo recordando cosas.

Por ejemplo, alguno de los regalos.

Si los recuerdo es porque seguro que me impactaron.

Te cuento ...

Un set de bolígrafo y portaminas Inoxcrom (eran lo más).

Un reloj Casio (ahora están de moda).

Un montón de cajas con clicks de Playmobil (me lo regalaron Carlos y Mari Pepa, amigos de mis padres).

Una bicicleta BH de color azul (me la regalaron los profes del cole, compañeros de mis padres).

Me gustaría saber, dentro de 30 años, lo que recuerdan mis hijos de sus comuniones.

Probablemente nada ... básicamente porque hoy en día, lo tienen todo.

¿Culpa de ellos?

No, culpa de nosotros, los padres.

Por cierto, hablando de dárselo todo ...

... es curioso que la inmensa mayoría de los padres no se preocupan de darle a sus hijos la educación financiera que tanto van a necesitar.

A mi, si me preguntaran ahora y pudiera volver atrás 38 años, pediría que para mi comunión me regalaran educación financiera.

Es decir, podría prescindir del boli Inoxcrom, de los Playmobil, del Casio ... e incluso hasta de la bici ...

... todo a cambio de una adecuada educación financiera.

Esa educación que si no la recibes no sabes qué existe hasta que es demasiado tarde.

Esa educación que si la recibes te permite estar en una mejor posición financiera que el 95% del resto de la gente.

Seguro que si le preguntas hoy a tu hijo de 15 años si prefiere el último Iphone o una adecuada educación financiera, te responderá sin duda que prefiere el "aifon".

Dentro de 30 años seguramente se arrepienta ... o no.

Bueno.

No se lo pregunto a tus hijos.

Te lo pregunto a tí.

Da igual que tus hijos tengan 3 años o 25.

¿Qué futuro prefieres para ellos?

¿Un futuro financieramente libre o una relación con las finanzas tan pésima como la que tú tuviste?

Mira.

En el último trimestre del año saldrá a la luz mi formación básica en finanzas para jóvenes (y no tan jóvenes).

Es una formación específicamente pensada para iniciarse en finanzas personales e inversiones.

¿Te servirá a ti?

Pues si estás en pañales financieros, seguro que si.

Pero a quién más le va a servir es a los menores.

Lo mismo es algo que te interesa.

O lo mismo no.

No lo sé.

En cualquier caso esto será en el último trimestre.

Mientras tanto, si quieres, puedes comenzar a hacer crecer tu dinero.

El tuyo, que también es el de tus hijos (si los tienes).

Si quieres saber cómo comenzar, pues lo mejor es que hablemos.

Hablemos

Arriba para hablar.

Mañana, más y mejor.

Un saludo,

Pepe Díaz

P.D.: Mis antiguos alumnos tienen siempre condiciones especiales en mis nuevos cursos.

Siempre.

A veces incluso hasta reciben cursos de regalo.

A veces.

Con el de finanzas para jóvenes aún no he decidido qué hacer.

¿Tú qué harías?