Lección aprendida

Lección aprendida

El año pasado compré una lavadora para el apartamento de la playa.

También contacté con un fontanero para que viniera a instalarla.

Dicen que es muy fácil, pero yo, no soy nada manitas.

Además, ni me gusta ni me motiva aprender a serlo (lo de manitas quiero decir).

El fontanero debía estar muy ocupado, porque me dio plantón 4 o 5 veces.

Al final, terminó el verano, cerramos la puerta del apartamento y la lavadora se quedó sin estrenar en medio del pasillo.

Este año hemos hecho una pequeña reforma en al apartamento.

Y nos preocupamos de buscarle sitio a la lavadora.

Y también de que los que nos hacían la reforma nos dejaran la lavadora instalada.

Vale, la dejaron colocada y enchufada, pero se ve que las lavadoras tienen truco.

Tras el primer lavabo de prueba la lavadora hacía un ruido horrible y vibraba como debía vibrar el Challenger justo antes de explotar en el aire.

Segundo lavabo y segunda vibración pre-explosión.

Y es, como te he dicho, las lavadoras tienen truco.

Yo no lo sabía.

Los que hicieron la reforma no lo sé.

Pero si lo sabían, no me dijeron nada.

El caso es que para evitar que el tambor sufra en los desplazamientos, va fijado con unas tuercas ...

... y esas tuercas hay que quitarlas antes de ponerse a lavar.

Si no las quitas, pues la lavadora se pone a hacer el baile de San Vito vibrando sin parar ...

... que debe ser la manera que tienen las lavadoras de chillar cuando les duele algo.

El caso es que me puse a buscar en vídeos de Youtube a ver si alguien me explicaba porque mi lavadora vibraba de esa manera ...

... y al final terminé llamando a un experto.

No al que me dejó tirado el año pasado.

Ese no.

Otro.

Y este experto me cobró como un experto y me explicó todo esto que yo no sabía sobre lavadoras y que ya si sé.

De paso vino y "arregló" el problema.

La ropa sale superlimpia y la lavadora ha dejado de vibrar y chillar.

Lección aprendida.

Bueno.

Tengo un curso.

No es de lavadoras.

Tampoco es un curso para hacerse un manitas con el bricolaje casero.

En mi curso te enseño a hacer crecer tu dinero.

Para que cuando tengas un problema tengas más dinero del que tendrías si te quedas de brazos cruzados sin hacer nada con tu dinero.

Si eso de hacer crecer tu dinero no te llama la atención pues no pasa nada.

Mi curso no es para ti.

Cero "problemo".

Pero si por alguna extraña razón te gustaría aprender a hacer crecer tu dinero sin que las sanguijuelas financieras que te rodean se aprovechen de ti, pues entonces lo mismo lo que enseño en el curso te ayuda (y mucho).

Lo mismo.

Para salir de dudas antes de tirar la casa por la ventana comprando mi curso lo mejor es que hablemos.

Tú me cuentas, yo te escucho.

Luego yo te cuento y tú me escuchas.

Y al final tú decides.

Eso siempre.

Tu dinero.

Tu decisión.

Tu futuro, bueno o malo, lo diriges tú.

Si quieres, claro.

Para hablar, aquí abajo.

Hablar.

Mañana, más y mejor.

Un saludo,

Pepe Díaz