Días de hostias ... días de oportunidades

Días de hostias ... días de oportunidades

Hoy hay muchas cosas que contar.

Pero seré breve, porque llevo un día de locos.

Lunes negro.

Lunes de hostias en los mercados.

De estos que la gente nunca quiere vivir.

Bueno, yo te puedo decir que he sufrido este tipo de días muchas veces antes.

Rectifico ... antes sufría con este tipo de días.

Ahora disfruto con ellos.

He aprendido a base de hostias ...  y ahora donde otros ven pánico, yo veo oportunidades.

Ya sabes, día de hostias, día de oportunidades.

Pero mejor no me creas a mí.

Que yo en realidad no soy nadie.

¿Qué puedes esperar de un tipo que escribe un email al día contando batallitas sobre el dinero?

Pues eso.

No me creas.

Simplemente cree lo que dicen los datos.

¿Y qué dicen?

Mira.

Este tipo de días no son muy comunes.

Días con el S&P500 cayendo más de un 6% solo hemos tenido 9 en los últimos 27 años.

Curiosamente yo los he vivido en mercado todos menos el primero, allá por 1997.

Claro, cuando escuchas por todos lados lo de lunes negro en las bolsas, pues te acojonas.

Y lo normal es que mañana el pánico continúe.

Y quizás pasado mañana también.

Y a lo mejor la semana que viene.

Quien sabe.

Me da igual.

Como te digo, yo le hago caso a los datos.

Y los datos dicen una cosa muy clara.

Si compras el día después de que el mercado se pegue una hostia de más del 6% ...

... al cabo de un mes estarías ganando casi un 5% de media.

... al cabo de seis meses estarías ganando algo más de un 10% de media.

... al cabo de un año estarías ganando algo más de un 28% de media.

Y si en lugar de mirar los días con hostias del 6%, analizamos los días con caídas de más del 5% o de más del 4%, las conclusiones son las mismas.

O sea sé ... días de hostias, días de oportunidades.

Ahora tú tienes dos opciones:

Puedes cagarte las patas abajo cómo hará la mayoría del mundo mundial y quedarte paralizado sin hacer nada.

O puedes aprovechar las oportunidades que el mercado te brinda.

Yo, lo tengo claro.

Pero lo mismo lo tengo tan claro porque tengo un plan y sé exactamente cómo actuar ante cualquier situación que me encuentre.

Por eso hoy no sufro, ni tengo estrés, ni entro en pánico.

Me limito a disfrutar ...

... y a aprovechar la oportunidad.

Por cierto, si llevas tiempo pensando en montar tu plan y no lo has hecho porque no sabías por dónde empezar ...

... pues ten en cuenta que oportunidades cómo las que se están dando estos días se dan muy pocas veces en la historia.

Si quieres aprovecharlas, pues te puedo ayudar.

Es aquí abajo.

Ayúdame a poner en marcha mi propio plan a largo plazo

Mañana, más y mejor.

un saludo,

Pepe Díaz

P.D.: Hoy me han escrito varios alumnos.

Me ha encantado lo que me ha dicho José Manuel:

"Sorprendentemente y contra todo pronóstico, todavía no estoy acojonado".

Vale, le sobra lo del "todavía" ... pero teniendo en cuenta la magnitud de la hostia en los mercados, es un exitazo que mantenga la tranquilidad en estos momentos.

Bravo José Manuel.

Si tú también quieres evitar los acojonamientos ante las caídas de los mercados, pues ya sabes.

Empieza por aquí.

Quiero que mi dinero crezca a largo plazo y necesito que me digas cómo hacerlo